20.11.16

En mi coche

La vida cundirá mansa en la tarde,
la tarde opacerá en un sol de noche,
y vos y yo tan cerca, piel a piel
aguándonos de néctar en mi coche.
Afuera colorido un carnaval de luces,
adentro, la ternura, el sudor y el beso,
y en cada uno alumbrará la locura
su placenta de orgasmos en el cielo.
La fiesta aún no comienza y te deseo,
el agua de la flor lava mi cuerpo,
un perfume de jabones y champúes,
imagino la fragancia de tus senos.
Éste sí, éste no, mejor el negro;
también quiero la camisa haciendo juego,
y mi rostro con un liso de navaja
ya deseoso de caricias y de besos.
Tu sonrisa y tus ojos tan intensos
le dan la bienvenida a nuestro encuentro;
si hay personas, o música, o comida,
no lo sé, sólo veo tu figura en el intento.
Y la noche se tiñe de miradas,
y unas manos que buscan otros dedos,
y un corazón que bate acelerado
su tambor de guerra de alma en celo.
Y voy tomándote las manos,
y tus curvas provocan en meneo.
Un contacto de labios, descuidado,
y un torrente de hormonas crece dentro…
Son las cinco y en casa hay un marido
que espera tu llegada en el silencio,
que no sabrá que estuviste hoy en mi coche,
que no sabrá que hoy, bebiste de mis besos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario