Canciones propias con videos

Zambita de mi valle


Salitre y arenal
Alambrada y pichanal
La calle de tierra que llega al final
Donde baja el río por el pedregal.

La acequia y el canal
El manzano y el peral
Largas alamedas y el tamariscal
Que paran al viento con su vendaval.

 Mi valle, mi Río Negro
Bordadito en cuadros de dulce frutal
Golondrinas viajeras que vienen y van
Para la cosecha en el tiempo estival.

La espaldera, el puntal
El rocío matinal
En las escaleras se escuchan trinar
Acentos del norte y algún sapucay.

Un cajón y otro más
En arduo  cosechar
Tractores que pasan con duro tronar
Cargando el esfuerzo del valle frutal

Allá por el caminito
Que lleva a las piezas bordeando el canal
Yo tengo guardado el amor sideral
Mi niño, mi amada y mi calor de hogar.

Mi valle, mi Río Negro
Bordadito en cuadros de dulce frutal
Golondrinas viajeras que vienen y van
Para la cosecha en el tiempo estival.



DE DONDE VENGO (Zamba)


Yo vengo de un lugar
En donde silva el viento
Entre el ancho silencio
De cordillera y mar.

Yo tengo el palpitar
Del Mapuche, el Tehuelche
De los gringos del Este
Del sur en mi mirar.

Y traigo mi canción
Como el río que va
Llevando vida en su caudal.

Y traigo mi canción
Como el cauquén que va
Sembrando vida en tierra austral.

Yo vengo de un lugar
de lagos y de valles
De bosques y glaciares
De bella inmensidad.

Me gusta contemplar
La vastedad del cielo
El color del invierno
Cuando empieza a nevar.

Y traigo mi canción
 De frío y arenal
 De calafate y jarillal

Y traigo mi canción
De neneo y coirón
De sol dentro del corazón.


ZAMBITA DE MIS VIEJOS




Con la escoba de pichana
Anda La Ramona debajo’el parral
El José salió temprano
Meta bicicleta, compuerta y canal.

Los manzanos florecieron
Y las aguas verdes van por la acequia van
Es primavera en el valle
Y eso a La Ramona la pone a pensar...

Recuerda los años mozos
El cordillerano Loncopué, natal
Cartitas con el José
Y en sus corazones, puro palpitar.

Ay zambita, de mis viejos
Siempre te voy a cantar
Llevo adentro yo su ejemplo
Humilde, amoroso y cordial.

Los pichones en la escuela
Única riqueza que les puede dar
Torcer la mano al destino
Para que bien alto ellos puedan volar.

El puchero de gallina,
La casa está limpia, amasado el pan
Se acerca ya el mediodía
La sagrada mesa los vuelve a juntar.

El día no ha terminado
La Ramona sale casas a limpiar
Y el José en su bicicleta
Del agua bendita Él es el guardián.

Ay zambita, de mis viejos
Siempre te voy a cantar
Llevo adentro yo su ejemplo

Humilde, amoroso y cordial.



DEL SUR



El viento y el frío son hermanos míos, señor
Y corre en mi cuerpo la sangre del indio, señor.
Mi suelo está lleno de lagos y ríos
De valles, mesetas, también de cariño, señor

Del sur yo soy, del sur yo soy
De mi Patagonia, de mi Patagonia.

Y la cruz del sur nuestro cielo ilumina, señor
El del calafate, el de la jarilla, señor
El de Ceferino niño rionegrino
De la Patagonia el lirio.

Del sur yo soy, del sur yo soy
De mi Patagonia, de mi Patagonia.

Neuquén, Santa Cruz, Río Negro, Chubut, señor.
Mi tierra del Fuego exhalando su luz, señor.
Pujanza y progreso, todo con esfuerzo,
haciendo La Patria, poniéndole el pecho, señor.

Del sur yo soy, del sur yo soy
De mi Patagonia, de mi Patagonia.

Arreos de piños entre la ventisca, señor
Choiques y guanacos entre la nevisca, señor
Bosques milenarios: pahuenes y lengas
Meseta y estepa por  leguas y leguas, señor

Del sur yo soy, del sur yo soy
De mi Patagonia, de mi Patagonia.

Resuena en las noches el triste lamento paisano
Flotando en el viento reclamando a sus hermanos
Los que mató la expedición, la civilización

Del sur yo soy, del sur yo soy
De mi Patagonia, de mi Patagonia.
Del sur, Patagonia.








A Don Marcelo Berbel





¿Qué pasará que el Limay no canta?
¿Qué pasará que el Negro está triste?
¿Qué pasará que cae la nevada?
¿Qué pasará? ¿Qué pasará?

Ha muerto el poeta del pueblo,
Se fue Don Marcelo.                                                 
Su alma marchó con el viento
A esparcir sus versos.
Es otoño allá en Huechulafquen
Más, parece invierno
Y Antú  en la cima del Domuyo
Se apagó un momento.

¿Qué pasará? ¿Quién cantará?
¿Quién te honrará? ¿Quién te amará?

La mapu neuquina lo llora,
Silencio en los pueblos.
La patria Mapuche lo loa
Entre sones y ruegos.
El cóndor ya no vuela alto,
En señal de respeto
Y hoy no levanta la cosecha
El duro piñonero.

¿Qué pasará? ¿Quién cantará?

¿Quién te honrará? ¿Quién te amará?

En un boliche de campo
Perdido en los cerros,
Alguien rinde su ginebra
Al poeta muerto.
Ese hijo de madre mapuche,
Cantor de lo nuestro,
Pintor de la simple palabra
Y alma de maestro.

¿Qué pasará? ¿Quién cantará?
¿Quién te honrará? ¿Quién te amará?

La copa del pehuén le rinde
Sus piñones frescos
La flor de Amancay ya dormida
Fulguró en su sueño.
La tierra recibe gloriosa
A este hombre sincero
Que fue su pastor y semilla
Y elevó su acervo.

 ¿Qué pasará? ¿Quién cantará?
¿Quién te honrará? ¿Quién te amará?



Flor del hielo




El sol está brillando en mi valle otra vez
Y yo estoy recorriendo el amanecer,
Soy hijo de esta tierra y mi nombre: Nahuel
 Soy paisano mapuche de la tierra `el pehuén.

Yo soy un tipo sencillo como mi raza
No tengo grandes riquezas,  poco me alcanza
He nacido y he crecido sobre este suelo
Manchado en la roja sangre de mis abuelos.

Voy camino del cielo donde vive la flor
Que ha pedido mi amada para darme su amor.
Flor del hielo te busco a tu encuentro yo voy
Quédate en las alturas que soy mañque veloz.

Aunque el precio de alcanzarte es la misma muerte
No temo correr el riesgo para tenerte
Su corazón será mío si yo te llevo
Y si no puedo alcanzarte mejor yo muero.

Voy camino del cielo donde vive la flor
Que ha pedido mi amada para darme su amor.
Flor del hielo te busco a tu encuentro yo voy
Quédate en las alturas que soy mañque veloz.



No hay comentarios:

Publicar un comentario